7 gestos de tu conejo que te conviene conocer

simpac2a1ticos-conejitos
Si has decidido tener un conejo como mascota, muy pronto comenzarás a preguntarte una serie de cosas como…

  • ¿Por qué mi conejo olfatea sin parar?
    A los conejos les gusta merodear y olfatear todo aquello que ven nuevo. Éste es su modo de conocer todo aquello que les rodea y, cuanto mayor sea la velocidad con la que olfatean, significa que tienen mayor interés.
  • ¡Mi conejo intenta salir de la jaula!
    Salir de su jaula es su ansiada meta. Estate tranquilo/a porque a los conejos les encanta ser libres y poder correr todo cuanto quieran. Podrás notar que quiere salir de ella porque: morderá los barrotes, sacará la cabeza entre ellos, arañará el suelo, te mirará fijamente o se levantará sobre sus patas traseras.
  • ¿Por qué corre y salta mi conejo?
    Si ti conejo no para de dar saltos y corretear de un lado a otro, significará que está muy, pero que muy contento.
  • ¿Por qué se tumba a mi lado?
    Tumbarse a tu lado es uno de los modos que tendrás para saber que está muy a gusto contigo. Si además lo hace boca arriba es que lo está todavía más y, que además, se habrá ganado un buen achuchón.
  • ¿Por qué gruñe mi conejo?
    Que un animal te gruña es mala señal, y no es menos en un conejo. Puede que te gruña porque estés haciendo algo que no le guste, por lo que le harás un favor si no te importa parar de hacerlo.
  • ¿Por qué se altera cuando le ordeno su casa?
    A tu conejo no le gusta que le ordenen su pequeña casa. Le gusta tal como está y, si le molestas mucho, no dudará en atacarte con sus afilados dientes.
  • ¿Por qué grita mi conejo?
    Más vale que no escuches a tu conejo gritar, ya que suele significar que está sintiendo mucho dolor.

¿Quieres conocer el significado de más acciones y gestos? En DeConejos.com encontrarás un artículo de tu interés: ¿Qué quiere un conejo si…?.

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario