Cachorro boxer

Cachorro boxer

Un boxer es un perro que se emplea como perro de trabajo y compañía. Su procedencia es de Alemania. Es el resultado del cruce de otras dos razas: un bullenbeiser y un bulldog. Los bullenbeiser, el perro del que descienden, era un perro de caza que se solía emplear para la caza de los cerdos, el jabalí y el ciervo. Entre sus rasgos, tenemos que tiene una cabeza muy fuerte, un hocico con una característica máscara de color negro. En la tradición, los criadores decidieron cortarles las orejas, para que parecieran más largas y que fueran situadas en lo alto. Tiene los ojos de color castaño oscuro, un cuello fuerte, y más bien gordo. Su pecho es amplio y sus cuartos traseros están bastante musculazos. Aunque si se trata de valorar su belleza, se le corta la cola y las orejas; aunque la legislación de la mayor parte de países prefiere que se les deje como está, para evitar el sufrimiento del animal. Sus orejas planas y caídas, a ambos lados de la cabeza, hace que tenga ese aspecto de “eterno cachorro”. Posee un pelo corto, brillante y suave, de color leonardo o atigrado -puede ser estándar, negro o rojo, aunque estos colores son escasos-. Algunas veces nos encontramos con manchas de color blanco -en la zona del collar, del pecho y de los guantes-. El bóxer de color blanco es visto, como un defecto genético.

Son muy recomendables como perros de compañía; pues, siempre tienen un gran trato con los niños y con la familia, en general. E, incluso, valen como perros de guardia. Y, es muy recomendable para las personas que tienen algunas deficiencias psicológicas. Si los adiestramos, debe ser cuando son cachorros, pues tienen un fuerte carácter.
Foto: fuente

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario