Creando un vínculo de amistad: Animales.

dog-kid

La amistad más hermosa que se puede forjar es la de un perro, o cualquier animal, con la persona que lo adopta. No en vano existe la frase “el perro es el mejor amigo del hombre”. Esto se debe a muchas razones.
Se habla de la fidelidad del animal: las relaciones de los animales no están contaminadas de prejuicios y rencores.
También se dice que los animales posee empatía con los seres humanos: esto es muy fácil de comprobar. Cuando la persona a cargo del animal se enferma o está pasando por un mal momento, es muy probable que el animal no se aleje de su lado. Del mismo modo, cuando ven que el humano está feliz, se contagian del buen humor y hacen lo posible por demostrarlo.
Ahora bien, si se ha decidido hacer formar parte de la familia a un animal, hay que tener en cuenta que es necesaria una tenencia responsable.
Datos para considerar:
Llevar las vacunas y antiparasitario al día. Una simple visita a tiempo al veterinario hará que su mascota compañera reciba todos los cuidados necesarios que merece, para la prevención de enfermedades y una mejor calidad de vida.

Collar con una pequeña chapa metálica que lo identifique: esto es un accesorio muy sencillo que puede resultar de extrema ayuda en el caso de que nuestro amigo cuadrúpedo se aparte del hogar. Un teléfono de contacto impreso en la chapita puede ayudar al reencuentro.

Por último, pero muy importante: establecer y clarificar la jerarquía del hogar.
Para los humanos, cuando adoptan un animal, éste pasa a ser un miembro de la familia, para los animales es lo mismo, solo que los humanos son su “manada” y él buscará por todos los medios ser el macho dominante o “alfa” (ver artículos anteriores: “máxima autoridad: alfa”). Para que no haya problemas de conducta del animal (que presente mal humor o se revele porque no quiera obedecer ordenes) resulta imprescindible que la persona ejerza su autoridad de un modo seguro y confiado, pero siempre conservando la calma y no gritando o pegando.
Una manera recomendada es dar una orden simple, con voz clara y fuerte, y ayudarse con un pequeño tirón de collar, pero nunca levantarle la mano o mostrase agresivo. De esta manera, él entenderá que el macho alfa es el humano y deberá pues mantenerse sumiso frente a él. Esto evitará roces y estrechará los lazos de amistad.

Foto: plazanimal

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

1 Response

  1. adrian dice:

    Muy bueno el blog,… felicitaciones blogger por los articulos estan buenos y cortitos… Saludos,siguan asi…

Deja un comentario