Descifrando el misterio del comportamiento animal.

best-animal-planet

Así como los humanos, todos los animales son diferentes. Incluso dentro de una misma especie se pueden detectar distintos patrones de comportamiento: algunos pueden ser más asustadizos que otros, algunos pueden ser más amigables, etc., y dichas características pueden ser heredadas. Pero, sin embargo, esto es lo que sabemos hoy en día, ya que hace muchos años atrás, todo esto se ignoraba.
Si nos situamos en una línea temporal, podemos ver como fue cambiando la manera de pensar de las personas respecto al comportamiento animal. A continuación, los invitamos a dar un paseo por las distintas reseñas históricas:

Primera mitad del siglo XVII:
“los cuerpos de los animales y los hombres actúan enteramente como máquinas, y se mueven de acuerdo con leyes meramente mecánicas” (Descartes, citado en Huxley, 1874).

Posteriormente: se trató de explicar la conducta como una reacción a estímulos físicos, químicos o mecánicos.
Durante esos tres siglos, se oscilo entre dos visiones opuestas:
Visión mecanicista: que dice que los animales son “autómatas”, es decir, que no tienen conciencia y se mueven por la vida sin sentido de su propia existencia;
Visión que consideraba que, al igual que los seres humanos, los animales tienen pensamientos y sentimientos.

En 1859, “El origen de las especies”, plasma las ideas de Darwin sobre la evolución, lo cual causó revuelo y puso en tela de juicio a la visión mecanicista del comportamiento animal. En este trabajo se presentaban los estudios que demostraban que los animales comparten muchas características físicas y que dentro de una misma especie hay variaciones, tanto físicas como de comportamiento.
En 1868, arribó a la conclusión que la selección artificial y la selección natural estaban estrechamente asociadas y planteó la teoría de la evolución sin tener previos conocimientos de genética.
En 1871, “El origen del hombre” concluyó que los rasgos del temperamento de los animales son heredados.
Además estaba convencido de que cada animal tiene su propia manera de sentir y que pueden pensar: “Las diferencias entre la mente del hombre y la de los animales superiores, por grandes que sean, son por cierto de grado y no de clase”.

Continuará…

Foto: jamesnava

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario