Desparasitar a tu mascota

Perro y gato amigos

Los sistemas digestivos de los animales domésticos como perros y gatos son diferentes a los humanos y sus costumbres alimenticias, exploradoras y alimenticias los hacen sensibles a adquirir parásitos que pueden llegar a ser muy peligrosos para ti y para tu familia. Sin importar cuánto los cuides y que alimento consuman al olfatear las calles, lamerse después de un paseo o probar algo en la calle los pueden adquirir fácilmente.

Al compartir los ambientes internos, acariciarles o limpiar sus eses, los huevos de los parásitos pueden quedar en tus manos y ser ingeridos. Por lo tanto el desparasitarlos es tu deber puesto que debes cuidar de tu amigo felino o canino y tu derecho a preservar tu salud.

Muchas veces sobre todo al inicio los parásitos suelen pasar inadvertidos, estos crecen en el intestino lejos de la vista humana, por lo que no son notorios, sin embargo, esto no significa que no están allí. Cuando la infestación de parásitos es muy grande empezarás a notar los primeros síntomas, veras en el ano o en las deposiciones fecales de tu perro o gato pequeños puntos blancos, estos puntos son los huevos de los gusanos que ya no tienen suficiente espacio y empiezan a salir.

No esperes a estas señales para cuidar de la salud de tu mascota, la de tu familia y la tuya propia. Aude al veterinario quien te recomendará el medicamento apropiado y la dosis. Normalmente deberás repetir la dosis un mes después para erradicar los huevos de los parásitos y aquellos que han sobrevivido.

Posterior a la ingesta de la medicina debes ser más cuidadoso al limpiar las eses de tu mascota para evitar cualquier contacto con tus manos, lávalas bien con jabón antibacterial y abundante agua antes de tocar cualquier objeto o alimento.

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario