El American Curl

American Curl

Se trata de una raza de gato muy curiosa, originaria de Lakewood, California como resultado, se presume, de una mutación genética espontánea. En Junio de 1981, la familia Ruga encontró dos gatos callejeros, ambos de pelo largo. Uno de ellos presentaba un pelaje negro mientras que el otro era blanquinegro. Los Ruga los llamaron,  Shulamith y Panda, respectivamente, aunque el segundo ejemplar, Panda, desapareció unas semanas después, dejando a Shulamith como la hembra matriarca y fundadora de la raza.

La principal característica que hallamos en el American Curl son sus orejas, que se rizan desde el centro de la cara hacia la nuca. Esto les confiere el aspecto de ser un cruce entre un felino y una lechuza. Son unas orejas que, por cierto, hemos de manipular con cuidado si no queremos dañar el cartílago.

Unos felinos de muy buen carácter

Curiosamente, en cuanto a su apéndice más llamativo, esta raza nace con las orejas rectas y comienzan a curvarse al cabo de unos diez días. Tras cuatro meses, éstas no se curvarán más y se volverán duras y rígidas al tacto.

Tanto la variedad de pelo largo como la de corto, poseen un pelaje suave y sedoso que cae lacio sobre su cuerpo. Y tanto uno como otro requieren pocos cuidados, además de resultar animales cariñosos que disfrutan acompañando a sus amos.

Nos hallamos ante un gato de tamaño medio que alcanza su madurez hacia los dos o tres años. Son animales fuertes y saludables, sin defectos genéticos como los que afectan a muchas razas de sangre pura.

Se trata de una raza aún difícil de encontrar, si bien resulta un tanto más común en países como Estados Unidos, España, Japón, Francia y Rusia. Aunque, poco a poco, estos cariñosos y simpáticos gatos van dejándose ver en más países y regiones del mundo.

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario