El aparato digestivo

El aparato digestivo

El aparato digestivo está formado por una serie de órganos como son la boca, la faringe, el esófago, el estómago, el intestino delgado y el intestino grueso. Es el encargado de llevar a cabo el proceso de la digestión, que se encarga de transformar los alimentos para que puedan llegar a ser absorbidos y puedan ser usados por las células del organismo. El proceso de la digestión se emplea en animales de tipo monogástricos, y se encarga de transformar tanto los glúcidos, como los lípidos o las proteínas, en unidades mucho más sencillas, gracias a la acción de las enzimas de tipo digestivo, para que puedan ser absorbidas y transportadas por la sangre.

Los dientes, en la boca, se encargan de triturar los alimentos y, se realiza la secreción por parte de las glándulas salivares, ya que se encargan de humedecerlo y, ahí, es donde se inicia la descomposición química. El tubo digestivo comienza en la boca y se acaba en el ano. Su longitud, en el hombre, puede ser de entre 10 y 12 metros, o sea, 6 o 7 veces más grande que el resto del cuerpo humano.

Foto: fuente

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario