El fosa de Madagascar. Un depredador desconocido

fosa

Los mamíferos carnívoros de un buen tamaño nos suelen gustar, y dentro de esta descripción encaja el fosa, un carnívoro de la isla de Madagascar que aunque parece un gato, o incluso un perro, no tiene nada que ver con estos animales domésticos.

La apariencia es muy extraña, ya que a pesar de que tiene un cuerpo grande, ya que los machos pueden llegar a pesar 14 kilos, la cabeza no está proporcionada, algo que se aprecia sobre todo cuando lo vemos de frente.

Sus hábitos de caza son muy parecidos a los de un gato. Caza a la carrera, y atrapa a sus víctimas con sus garras retráctiles. Las presas son en su mayoría lémures y aves, a las cuales llega a dar caza en pleno vuelo, tal y como hacen los linces con las perdices.

Su relación con el hombre es muy difícil. Por un lado, hay toda una mitología alrededor del fosa, en la cual se dice que es un animal peligroso, ya que las leyendas dicen que pueden capturar bebés para comérselos, e incluso que te puede dormir si te lame la cara para luego comerte.

Dejando al lado estas leyendas, el fosa se come las gallinas y los animales domésticos de los pueblos, por lo que su relación con el hombre no es muy amistosa. Por eso, lo suelen cazar aunque ahora mismo no se puede hacerlo, al ser un animal vulnerable. A su vulnerabilidad también contribuye que su hábitat cada vez es menor como pasa con muchos animales de estas regiones.

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario