El Lagarto volador

clamidosaurio

 

También conocido como Clamidosaurio de King o Lagarto con chorreras, es uno de los reptiles más curiosos que podemos encontrar en las lejanas tierras de Nueva Guinea y Australia. Este animal, de apariencia bastante corriente  en un primer momento, esconde dos interesantísimas particularidades, que merece la pena descubrir.

 

La primera de ellas, es visible a simple vista y se encuentra situada en la parte trasera de su cuello y zona alta de la espalda. Estos pliegues, que aparentemente parecen trozos de piel sin ningún tipo de utilidad para el animal, son en realidad uno de sus mecanismos de defensa más efectivos. Cuando el Clamidosaurio se siente amenazado por un depredador, despliega completamente esta piel, formando un espectacular collar, con el que intenta ahuyentar a aquel que le molesta. Si esta advertencia no es suficiente, el Lagarto Volador pone en marcha su plan B (su segunda particularidad), erguirse sobre sus patas posteriores e iniciar una graciosísima carrera hasta el árbol que se encuentre más cercano a su posición.

 

Pero no solo usa su bonito adorno cervical para defenderse de las amenazas externas, ya que también le sirve para poder comunicarse con otros de sus congéneres  y para atraer a las hembras en la época de celo. Una época, durante la cual se da otro de los comportamientos más curiosos de este reptil, la producción de un sonido muy suave y melodioso para atraer a las hembra, con el que intentan conseguir realizar una especie de baile de cortejo que decida a la Clamidosaurio hembra a aparearse con él.

 

 

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario