El Schnauzer enano

Schnauzer enano

 

De origen alemán el Schnauzer enano raramente pasa de los treinta y cinco centímetros en la cruz y de los siete kilos de peso. El pelaje de esta raza es abundante y duro, con colores blanco, negro y toda a gama de grises. Se trata de un can compacto, fuerte, de forma casi cuadrada, casi tan alto como largo, marcado por unos ojos negros, brillantes e inteligentes, así como por su barba y unas orejas no muy largas y caídas hacia adelante.

La raza surge en el siglo XIX de la miniaturización del Schnauzer mediano. Con tal motivo, se iban cruzando los ejemplares más pequeños de entre los entonces existentes y conocidos como Pinscher enanos de pelo duro (a raza adquirió su actual denominación a principios del siglo pasado). Se incluían en los cruces otras razas como el Affenpinscher. Aunque los negros, plateados y blancos tardaron algo más en aparecer, en 1920 la raza estaba ya bien definida y se exportó a Inglaterra y Estados Unidos.

Una mascota cariñosa, activa y juguetona

Se trata de perros cariñosos, intrépidos y activos. Se muestran también muy inteligentes y, al igual que muchas razas pequeñas, algo testarudos. Son fabulosos perros de compañía y de guardia que se adaptan muy bien a la vida en los pisos y a la convivencia con unos niños de los que será siempre un fenomenal compañero de juegos.

El comportamiento del Schnauzer enano recuerda vivamente al del terrier, entre otros motivos porque sus orígenes no distan demasiado entre sí. Por lo que se refiere a las relaciones con otros perros, hemos de tener en cuenta que es básica una buena socialización ya que, a pesar de su reducido tamaño, tienden a ser dominantes.

Un dato histórico curioso: se solían usar, en sus orígenes, como cazadores de ratas y otros animales de pequeño tamaño.

 

Imagen: mimundomisideas.blogspot.com

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario