Evolución y adaptación de los animales.

mammuthus-on-ice-age

Resulta sorprendente seguir el esquema evolutivo de un animal: filogenia. Por ejemplo, dentro de la historia evolutiva de los elefantes, tenemos tres antecesores claves: Paleomastodon del Oligoceno; Stegodon del Plioceno; y un paquidermo emparentado con el Mammut del Pleistoceno. Comparando estos mamíferos con el elefante actual, podemos percibir las modificaciones anatómicas, y su desarrollo, en el transcurso del tiempo:
En los dos incisivos superiores (comúnmente llamados colmillos); sus elementos de defensa.
En la fusión entre el labio y la nariz, denominada probóscide (trompa); necesaria para beber, tomar alimento, defensa, ataque, sentido del olfato, respiración, higienizarse y refrescarse.
Reducción en el número de los molariformes, a 4 funcionales (que se renuevan al desgastarse).
Aumento en la talla.

Además de la Paleontología, otro campo de investigación tenido en cuenta en el estudio de la Evolución, es la Ecología. Charles Darwin (1809-1882), durante sus viajes a las Islas Galápagos, observó que existían 14 especies de gorriones, con ligeras modificaciones, pero con un origen común en el continente Sudamericano. Frente esta peculiaridad de la naturaleza, el científico arribó a la conclusión de que estas diferencias podían ser a causa de los efectos del aislamiento de las islas. Se requería una modificación estable de la población (los picos de las aves) para poder subsistir en un medio natural distinto, con diferentes alimentos disponibles (granos, orugas).
Este proceso se conoce como “selección natural”: la suma de varios factores- físicos, biológicos, ambientales– modifican el equilibrio de una población y esto conlleva cambios genéticos, que han de ser transmitidos a futuras generaciones.

Foto: blogspot

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario