Fauna de Australia (5ta. Parte).

pajarojardinero

Aves australianas.

En el continente australiano encontramos más de ochocientas especies distintas de aves, de las cuales alrededor de 350 son endémicas de la región zoogeográfica Australasia (Australia, Nueva Guinea y Nueva Zelanda).

Especies propias del antiguo bloque continental Gondwana ( del cual, según se cree a lo largo del Cretácico, surgieron Sudamérica, África, Australia, Indostán, la isla de Madagascar y Antártida): aves no voladoras ratites, como el emú y el casuario meridional; megápodos, como Leipoa ocellata o Alectura lathami; y loros del orden Psittaciformes.

Actualmente encontramos: chochines, petirrojos australianos, pájaros lira, golondrinas de bosque, Acanthiza, parladotes, melífagos, subepalos, aves del paraíso y a los pájaros jardineros. También 200 especies de aves marítimas: entre ellas, el pelícano australiano y el pingüino azul.

Algunas características de algunas de las aves australianas:
– kookaburra: emite sonidos a muy alto volumen que resultan muy similares a carcajadas humanas. Pertenece a la familia de martines pescadores (Alcedinidae).
– pájaro jardinero (Ptilonorhynchus violaceus), presentan un fascinante ritual de cortejo en el cual los machos ponen a prueba a las hembras para evaluar a las posibles parejas, construyendo una especie de jardín.
– Emú: ave de gran tamaño, cubierta de plumas con aspecto de pelo, con alas de tamaño pequeño en relación a su cuerpo cuerpo, cuello alargado, patas largas y robustas y anchas caderas. Esta ave perteneciente al grupo de aves ratites es incapaz de volar ya que su esternón no posee quilla.

Recientemente se han producido migraciones procedentes de Eurasia de golondrinas, alondras, mirlos, cistícolas, pájaros sol y también de algunas aves de rapaces, como ser el águila audaz australiana (Aquila audaz).

Curiosidad:
Algunas especies fueron introducidas al continente por obra del hombre y estas nuevas especies introducidas han logrado coexistir con las especies autóctonas, sin desplazarlas. Este es el caso, por ejemplo, del jilguero. No obstante, hay algunas especies que son destructivas y se tornan desestabilizadoras del ecosistema mirlo Turdus merula, el gorrión o Acridotheres tristis, son especies destructivas y desestabilizadoras del ecosistema que les dio asilo.
Continuará…
Foto: nus

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario