La araña reclusa

 

araña reclusa

La araña reclusa es una araña muy venenosa con un tamaño regular entre 6 y 20 mm, pero puede crecer más grande. Su color característico es medio marrón, pero puede variar en color con crema a gris oscuro o negruzco. El cefalotórax y abdomen pueden no ser necesariamente del mismo color. Estas arañas suelen tener marcas en la cara dorsal de su cefalotórax, con una línea de negra que viene de lo que parece un violín con el cuello del violín apuntando hacia la parte posterior de la araña, dando lugar a los apodos de araña con violín.

La araña reclusa cuenta con una visión más reducida que sus primas de su especie, dado que la mayoría de arañas cuentan con ocho ojos y las reclusas solo son seis. Su abdomen está recubierto de finos pelos cortos que, cuando se ve sin aumento, le dan el aspecto de piel suave.

Estas arañas tienen un siglo de vida aproximado de dos años. Las hembras pueden producir varios sacos de huevos en un período de dos a tres meses, de mayo a julio, con aproximadamente cincuenta huevos en cada salida. Estas arañas llegan a ser adultas al pasar el primer año de vida. Esta araña es muy resistente y puede soportar hasta seis meses de extrema sequía y la escasez o ausencia de alimento.

La araña reclusa construye su telaraña irregularmente como la viuda negra. Con frecuencia  construyen sus telas en pilas de madera y cobertizos, garajes, armarios, , sótanos y otros lugares que están secos y sin molestias en general.

Ataques

Una mordedura de esta araña no es muy dolorosa inicialmente, pero puede resultar muy grave con el pasar del tiempo. Su veneno es muy peligroso para la piel.

Foto: http://www.soydalish.com/picaduras-de-ara-t14522.html

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario