Mascotas y emergencias.

gatito1

En situaciones de emergencia, si nos vamos a acercar a dar asistencia a un animal, hay que tener en cuenta los factores de riego de la situación, y los posibles peligros en los alrededores. Este sería el caso, por ejemplo, de una pelea de animales; intentar separarlos puede ser peligroso para la persona, ya que el instinto los enceguece. También, en la desesperación por separarlos, muchas veces nos olvidamos de verificar otros elementos del escenario, como el tráfico.

Para acercarnos a un animal herido, debemos tener en cuenta que, a pesar de que sepamos que normalmente no es agresivo, el dolor va a hacer que se sienta molesto y se ponga a la defensiva. Por eso, hay que evitar que malinterprete la ayuda, como acciones ofensivas:
Acérquese de manera lenta y cuidadosa. Evite movimientos bruscos o contacto visual, ya que el animal puede percibir esto como una actitud desafiante de su parte. Háblale con voz suave y en forma tranquilizadora, o también puede susurrarle una melodía.
Es posible que un perro agresivo mueva su cola aunque se sienta dolorido, por lo cual es importante que preste suma atención a la postura y actitudes del animal.
Características de un perro agresivo: gruñidos, que muestre sus dientes, orejas hacia atrás, pelo erizado (especialmente en la parte baja de la nuca), la cola en movimiento o levemente metida entre sus patas traseras.
Características de un gato agresivo: pupilas dilatadas, orejas acostadas hacia atrás, salivación, espalda arqueada con la cola elevada y recta.

De notar las siguientes señales, es preferible que se contacte con un veterinario, o alguien con experiencia, antes de acercarse.

Foto: vivirconmascotas

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario