Serpiente venenosa

Serpiente venenosa

Las serpientes venenosas son las que poseen la saliva modificada, que es veneno y tienen unos dientes muy especializados para ello, sus colmillos, que son huecos, para poder inmovilizar a sus presas y poder defenderse a sí mismas. Las serpientes que no tienen veneno, suelen matar a sus víctimas por constricción, rodeando a sus presas con su propio cuerpo, o dominándolas con la mandíbula. Se piensa que, gracias a la evolución de las serpientes, se volvieron “no venenosas”,  ya que perdieron la capacidad de crear el veneno o, en algunos casos, es capaz de verter una pequeña cantidad del mismo, lo más seguro es que sea la cantidad mínima necesaria para bloquear a sus víctimas; pero, en el caso de los humanos, no es suficiente para hacernos daño. Hay más de 600 tipos de serpientes venenosas: las víboras tuperas, de las madrigueras, serpientes estiletes, las que pertenecen a la familia de la colubridae, en realidad, poseen una saliva tóxica que no es veneno, pero, la serpiente  conocida como boomslag -Dispholidustypus- ha provocado distintos casos de muertes en personas. También, tenemos cobras, serpientes de coral, mambas, serpientes de mar, kraits, muchas serpientes elegidas, que hay en Australia. Sin duda, hay muchas serpientes venenosas en el mundo; pero, por suerte, hay muchas personas que estudian este campo y crean sus antídotos, para poder prevenir posibles fallecidos o problemas graves.
Foto: fuente

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario