Descifrando el misterio del comportamiento animal (5ta. Parte).

gansos

Enfocándonos en lo que ocurría en Europa en los inicios de la etología podemos percibir la gran diferencia de este pensamiento, con el que dominaba Estados Unidos: el condicionamiento operativo. El principal interés de los etólogos radicaba en la comprensión de los patrones innatos de comportamiento (su mecánica y programación) y cuales son las motivaciones que los desencadenan.

Whitman (1898)- consideraba que los instintos eran reacciones congénitas: constantes y características de cada especie.
Heinroth (1918)- realizó entrenamiento con pájaros: separaba a los pichones recién nacidos del cascaron de los ejemplares adultos de su misma especie y estudio su comportamiento. Pudo así comprobar que había movimientos instintivos que estas aves hacían sin haber previamente observado a otras (por ejemplo limpiarse las plumas, trinar o rasguñar).

Konrad Lorenz (1939, 1965, 1981) y Niko Tinbergen (1948, 1951)- desarrollaron el ecograma: lista que enumera todas las conductas que un animal despliega en su hábitat natural. Esta lista incluye tanto los comportamientos innatos como los adquiridos.

Como hemos visto en el artículo ¿heredado o adquirido?, Lorenz se dedicó al estudio del comportamiento de los gansos. En uno de sus experimentos observó que cuando una gansa clueca veía un huevo fuera de su nido, su instinto la empujaba a hacer todo lo posible por recuperarlo. Para esto, el ave se erguía para lograr extender su cuello más allá del huevo y así hacerlo rodar hacia atrás, hasta conseguir introducirlos nuevamente en el nido. Este comportamiento era llevado a cabo de una manera mecánica: si el huevo era retirado luego que la gansa había comenzado a extender su cuello, igualmente ella trataría de hacer rodar un huevo (aunque este no existiese) hacia el nido.
A esta peculiar conducta la denominaron: “patrón fijo de acción”.
Tinbergen hizo otra contribución, bastante curiosa, a esta experiencia: en lugar de remover el huevo, y dejar el espacio vacío, lo reemplazó otros elementos (tales como una lata de cerveza o una pelota de béisbol), para que la gansa, respetando el patrón fijo, los hiciese rodar hasta su nido.

Continuará…

Foto: uv

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario