Gatos graciosos

gato-gracioso

¿Quién ha dicho que los gatos no pueden ser graciosos? Es cierto que los gatos tienen fama de ser misteriosos y fascinantes. Llevan 9500 años de convivencia con nosotros, en nuestro día a día. Ya estaban domesticados en el antiguo Egipto, asiria o en alguna que otra cultura predecesoras. Tal era la importancia que para los egipcios eran ángeles sagrados. Y, si se mataba a uno, la persona era castigada por los dioses con la muerte. Hasta la diosa Bastet poseía una característica representación de cabeza de gato. Y, cuando un gato se moría, en algunos casos, se momificaba, con todos los honores. Pero, su mala fama llegó en la Edad Media, pues se pensaba que eran familiares o descendientes de las brujas. Incluso, en algunas ocasiones, eran quemados vivos o arrojados desde la cima de edificios altos, como podía ser un campanario, durante las fiestas que tenían lugar en los pueblos. En los lugares de Occidente es muy común la idea de que un gato negro da mala suerte; pero, casualmente, en las tierras de Reino Unido, es todo lo contrario.

Entre algunos episodios históricos muy curiosos, que giran alrededor de la figura de los gatos tenemos: los gatos fueron culpados de transmitir la peste bubónica. Esto provocó que fueran asesinados, en grandes grupos, tanto en pueblos, como en ciudades. En la religión católica nos encontramos que tienen patrones que les protegen, como son San Antonio Abad, San Martín de Pores o San Francisco de Asís. Y, para los chinos, es uno de los 12 animales del ciclo 12 del zodíaco vietnamita, que está vinculado al calendario chino – aquí, en este caso, el signo del zodíaco podría ser un conejo o un gato.

Foto:fuente

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

1 Response

  1. Alicia dice:

    los gatos son graciosos por su sonrisa y por su naturaleza es algo que no se puede negar

Deja un comentario