Grandes mamíferos: Oso Polar (u oso blanco)

osospolares

Nombre científico: Thalarctos maritimus (o también Ursus maritimus)

Etimología: Ursus maritimus, del latín “oso marítimo”, fue el término elegido por Constantine John Phipps, quien describe al oso polar como una especie distinta.

Hábitat: Se localiza en las zonas heladas del Hemisferio Norte y las costas del océano Ártico.

Tamaño
Es el mamífero más grande de la zona polar (único superdepredador del Ártico) y, junto con el oso Kodiak (Ursus arctos middendorffi), es el carnívoro terrestre más grande de la tierra.
Peso de los machos adultos: el promedio normal oscila entre 400 y 600 Kg., (aunque se conocen casos excepcionales que alcanzaron los 1.000 Kg.)
Peso de las hembras: entre 175 a 300 Kg. No obstante, en el tiempo previo a dar a luz, se dedican a acumular grasa, lo cual hace que su peso alcance entre 350 y 500 Kg.
Longitud corporal: Mide más de 2,5 m de longitud (las hembras rondan los 2,11m)
Longitud de la cola: oscila entre los 7,5 y los 12,5 cm.

Características físicas: perfil más alargado que el de otros osos y patas más desarrolladas, (adaptadas para recorrer grandes distancias a pie o nadando).

Adaptación al ambiente:
El oso polar puede soportar las más bajas temperaturas de los hielos árticos gracias a que posee una gruesa capa aislante de grasa subcutánea y el cuerpo cubierto de un denso pelaje. Además, sus orejas y cola son muy reducidas, lo cual contribuye también a mantener el calor corporal.

Color: Como hemos visto en otros artículos, el color del pelaje de este oso no es blanco, sino translúcido. Su pelaje (que aparenta ser blanco y con el paso de los años se torna más amarillento) está formado por miles de pelos huecos (llenos de aire, lo cual resultan un buen aislante térmico). Bajo éste se encuentra la piel, que es de color negro para atraer mejor la radiación solar (y esto favorece a aumentar el calor corporal). Al reflejar la luz sobre su pelo, se percibe como blanca (también amarillenta o incluso parda clara).

Curiosidad: En el año 2004, en el zoológico de Singapur, los osos polares se volvieron color verde debido a que les crecieron grandes cantidades de algas sobre ellos, algo que nunca se hubiese dado en una zona más fría. En San Diego (1979) y Chicago (2005) se reportaron episodios similares.

Continuará…

Foto:  fotolog

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario