Tiburones blancos

tiburon-blanco

El tiburón blanco es una especie de tiburón que encontramos en aguas cálidas y templadas, en casi todo el mundo. El nombre de “blanco” viene del hecho de que, con los años, y cuando se vuelven viejo, este tiburón para de tener un tono negruzco, a ir cambiando hacia un gris claro, que unido al tono blanquecino del vientre, no hace pensar que es blanco. Y, además, esto va a ir sucediendo a lo largo de toda su vida, por lo tanto, cuanto más blanco sea el tiburón, más años tiene. Se caracteriza por su cuerpo fusiforme y de gran robustez. El tronco es grueso, corto y con una forma cónica. La boca tiene una característica forma de arco o paralela. Nada con la boca entreabierta, para que el agua penetre en ella y, después, salga por las branquias. Si este flujo se para, el tiburón acabaría ahogándose, a causa de no tener opérculos que le permiten regular el paso correcto del agua, y se hundiría él mismo. Y, es que nos encontramos que tampoco tiene vejiga nadadora, por lo que debe estar en movimiento continuo. Cuando ataca, sus fauces se abren , de manera que la cabeza se llega a deformar y posee una fuera 300 veces superior a la de la mandíbula humana. A diferencia de otros tiburones, sus dientes no tienen ninguna reducción, están todos alineados y son capaces de cortar, aferrar y desgarrar.

A pesar del nombre, en realidad, la gran mayoría son de color gris o de color azul, en la zona del dorso, para camuflarse: desde abajo, con la luz del sol; y, desde arriba, con las oscuras aguas del mar. Aunque son raros, nos encontramos que existen  tiburones albinos, como el que se pescó en el año 1966, en Sudáfrica.
Foto: fuente

Tienes una mascota y quieres que todo el mundo la vea? Por qué no escribes su historia? La publicaremos en el blog! Puedes hacerlo AQUÍ!!

cargando...

Deja un comentario